Make your own free website on Tripod.com
 

Vuelve a pagina de inicio   

 

 

Anatomia del Higado  

 

  El higado es el organo mas grande pesa en el cadaver alrededor de 1500 gramas, en el vivo, este peso aumenta 400g. por la sangre contenida en el organo. Su coloración es rojo parda. En los humanos consiste en una masa continua de células, dividida en forma incompleta por separaciones de tejido conectivo. Dentro de esta masa de células continua, las subdivisiones de los conductos biliares y de los vasos hepáticos tienen numerosas conexiones.

  El higado esta situado en el la parte superior del abdomen, debajo del diafragma.  

  Es mantenido en su posición por:

  Vena cava inferior, a la cual esta unido através de las venas suprahepaticas.

  Ligamento redondo del higado, que remplaza en el adulto la vena umbilical del feto.

  Repliegues peritoniales.

 
  A pesar de la estructura monolítica del hígado arbitrariamente se lo considera compuesto por lóbulos. Consta de dos lobulos principales, el derecho y el izquierdo que están divididos por un ligamento, llamado falsiforme, comprendiendo el lóbulo derecho cinco sextos y el lóbulo izquierdo un sexto de la masa hepática., y un tercer lobulo mas pequeño llamado cuadrado. El higado es uno de los dos organos, junto con los pulmones, que recibe aporte de sangre por dos vias. Recibe la mayor parte de la sangre (85%) por la vena porta que drena casi toda la sangre del intestino. Esto asegura que todo el alimento absorbido vaya directamente al higado donde puede ser almacenado para su utilizacion cuando sea necesario. El higado recibe el otro 15% de la sangre de las arterias hepaticas. Este segundo suministro de sangre tambien es importante porque la sangre arterial esta muy oxigenada, a diferencia de la sangre venosa que llega a traves de la vena porta.

   Los segmentos del hígado se definen como las regiones servidas por una subdivisión de la vena porta, de la arteria hepática y del conducto hepático común, que viajan juntos a través de toda la masa hepática. Por lo tanto, el lóbulo derecho puede dividirse en segmento anterior y posterior y el lóbulo izquierdo, en medial y lateral. Este último, a su vez, pueden subdividirse en superior e inferior.
  Aunque existen numerosas conexiones entre las pequeñas ramas de los canales biliares y los vasos sanguíneos en un segmento hepático con sus estructuras correspondientes en los segmentos adyacentes, los conductos biliares y los vasos sanguíneos, en cada segmento del hígado, no pasa sus propios límites.
Este concepto de segmentos hepáticos es de utilidad cuando el cirujano planea la cirugía hepática.

FUNDAMENTACION DE LA ANATOMIA SEGMENTARIA DEL HIGADO

 Desde el inicio de los estudios anatómicos se distinguió un lóbulo hepático derecho y uno izquierdo cuyos limites están trazados por el ligamento falciforme y el ligamento redondo. Estos límites son arbitrarios, pues la arquitectura interna del hígado muestra también una partición del órgano en dos mitades, pero el límite corre desde el borde derecho de la vesícula hasta el borde izquierdo de la vena cava, es la línea vesículo biliar-cava o línea de Seregé-Cantlié.
Las mitades hepáticas (lóbulos) se dividen en cuatro segmentos cada una.
Quienes estudiaron intensivamente la división intrahepática y pudieron determinar la segmentación sobre la base de la anatomía vascular y biliar fueron Ch. Hjortsjö, H. Elías y Couinaud.
Distinguimos pues una mitad hepática derecha y una mitad hepática izquierda. El lóbulo caudado, (segmento I) por su irrigación vascular pertenecería a ambas mitades.
La arteria hepática, el conducto hepático y la vena porta (pedículo glissoniano), penetran al hígado por el hilio hepático, dividiéndose inmediatamente en un ángulo que alcanza los 180º, proveyendo de este modo de un pedículo a cada una de las dos mitades hepáticas.
Estos pedículos se extienden por una superficie horizontal que divide a las dos mitades hepáticas en un segmento craneal y un segmento caudal respectivamente.
Las venas suprahepáticas determinan una división vertical. Existen tres grandes venas suprahepáticas: la vena hepática media o sagital, que discurre por la línea vesícula biliar-cava, formando el eje del medio del órgano y las venas hepáticas derecha e izquierda que discurren en dirección parasagital por la correspondiente mitad del hígado, dividiéndolas a cada una de ellas en un segmento paramediano y uno lateral.
Las venas suprahepáticas dividen al hígado en cuatro sectores verticales, que a su vez son divididos cada uno de ellos por la superficie de extensión horizontal de las formaciones del hilio, en segmento craneal y caudal respectivamente.
De esta manera se originan ocho segmentos, dichos segmentos reciben distintas denominaciones según los distintos autores.


ANATOMIA SEGMENTARIA DEL HIGADO

REIFFERSCHEID

COUINAUD

HJORSTJÖ

HEALEY Y SCHROY

SEGM. CRANEOLATERAL DERECHO

VII

DORSOCRANEAL + SEGM. INTERMEDIOCRANEAL

ZONA POSTEROSUPERIOR

SEGM. CAUDOLATERAL DERECHO

VI

DORSOCRANEAL + SEGM. INTERMEDIOCAUDAL

ZONA POSTEROINFERIOR

SEGM. CRANEO PARAMED. DERECHO

VIII

SEGM. VENTROCRANEAL

ZONA ANTEROSUPERIOR

SEGM. CAUDO PARAMED. DERECHO

V

SEGM. VENTROCAUDAL

ZONA ANTEROINFERIOR

LOBULO CAUDADO

I

SEGM. DORSAL

LOBULO CAUDADO

SEGM. CRANEO PARAMED. IZQUIERDO

IV

SEGM. CENTRAL

ZONA MEDIA SUPERIOR

SEGM. CRANEO PARAMED. IZQUIERDO(LOBULO CUADRADO)

IV

SEGM. DORSOVENTRAL

ZONA MEDIA INFERIOR

SEGM. CRANEOLATERAL IZQUIERDO

II

SEGM. DORSOLATERAL

ZONA LATEROSUPERIOR

SEGM. CAUDOLATERAL IZQUIERDO

III

SEGM. VENTROLATERAL

ZONA LATEROINFERIOR




MICROSCOPIA  

El parénquima (tejido) hepático está compuesto por células epiteliales (hepatocitos) dispuestas en láminas que se interconectan formando una estructura tridimensional.
El acino del hígado es un conjunto de células que rodean un dúctulo y pequeñas ramas terminales de la vena porta y de la arteria hepática. El acino hepático es la base para diferenciar las distintas zonas dentro del hígado. La zona uno, representa el área de tejido hepático que rodea en forma inmediata al dúctulo biliar y a las ramas terminales de la vena porta y la arteria hepática.

  La zona tres, comprende el parenquima más alejado de estas estructuras, la región que rodea a la vena central. La zona dos, está formada por el tejido hepático ubicado en las dos zonas anteriores.
El área portal o (espacio portal) contiene las pequeñas ramas de la arteria hepática y de la vena porta, un pequeño dúctulo biliar interlobular y delgados linfáticos. El parénquima hepático que rodea al espacio portal es llamado área periportal.
 El sinusoide hepático: La sangre de las ramas terminales de la vasculatura que sale del área portal a través de la placa limitante irriga una red compleja de espacios vasculares llamados los sinusoides hepáticos que se encuentran como un sandwich entre las placas adyacentes de las células hepáticas. El sinusoide hepático está compuesto de cuatro tipos celulares (la célula endotelial, la célula de Kupffer, la célula en estrella y células granulares).
Hepatocito: El 60% de las células que constituyen el hígado humano son hepatocitos. Son células polihédricas, de 20 a 30 micrones con núcleos redondos centrales o excéntricos.
 Los hepatocitos tienen heterogeneidad estructural, que refleja su diversidad funcional. Por lo tanto los hepatocitos en la zona uno difieren de aquellos en la zona tres.
 Vena central: La sangre de los sinusoides fluye a la vena central localizada en la periferia del acino hepático. Estos vasos fueron originalmente llamados vena central, debido a que eran el centro del lóbulo hepático que describió Malpighi.

   Anatomía  de la Vesícula Biliar

 La vesícula se localiza en la fosa vesicular, en la cara inferior del hígado, entre los lóbulos derecho y cuadrado; por lo general es extrahepática pero se presentan algunos casos de vesículas empotradas y menos frecuentemente vesículas intraparenquimales.

 Mide de 7 a 10 cm de largo por 3 cm de diámetro transverso en el cuerpo; su capacidad es de 30 a 35 cc; es piriforme con el fondo hacia adelante llegando hasta el borde hepático, se continúa con el cuerpo y el cuello que termina en la ampolla y luego se continúa con el conducto cístico que se une al hepático común en ángulo agudo para formar el colédoco; el conducto cístico tiene en su interior una válvula espiral llamada de Heister que dificulta su cateterización.

 La vesícula biliar es irrigada principalmente por la arteria cística que en la mayoría de casos es rama de la hepática derecha, en otros casos se desprende de la hepática común y con menos frecuencia de la hepática izquierda. El principal medio de fijación es el peritoneo que recubre a la vesícula en la zona que sobresale del lecho hepático.

  Fisiología de la vesícula Biliar

 La vesícula biliar no es un órgano vital, puede ser extirpada sin producir mayores molestias. Sirve como reservorio de la bilis secretada por el hígado, la cual es concentrada hasta la décima parte mediante la absorción de agua; la presencia de alimentos ingeridos, especialmente grasas, durante la digestión producen la contracción de la vesícula, gracias a su capa muscular, eliminando la bilis concentrada a través del cístico hacia el colédoco y luego al duodeno. La contracción vesicular es estimulada por la Colecistoquinina, producida en el duodeno.


Información Relacionada:

Imágenes del Hígado

 

Hosted by